¿El cierre del botadero de Doña Juana es un problema para Bogotá?

Considero que la situación del botadero de Doña Juana tiene sus ventajas y desventajas. Puesto que viéndolo desde el punto vista del ciudadano, el cierre de este botadero beneficiaria a muchas de las poblaciones vecinas, ya que el problema de salud publica disminuiría en cuanto a enfermedades de tipo respiratorio y de la piel. Además favorecería a muchas de las familias que están amenazadas de ser desplazadas de su actividad agropecuaria.

Asimismo viéndolo desde un punto de vista económico el proceso de reciclaje generaría mercancías a partir de los miles residuos alojados allí, trabajo en el cual varios habitantes podrían dedicarse a ejercer.

Viéndolo desde el punto de vista ambiental, el cierre del botadero de Doña Juana disminuiría notablemente la contaminación que allí se ve, no solo por las basuras sino también por los gases que esto genera, que afecta la capa de ozono, la perdida de cosechas y la reducción de los paramos y de el agua. También beneficiaria a los ríos vecinos puesto que en el botadero de Doña Juana se derraman líquidos contaminantes los cuales llegan al rio Tunjuelo, y por lo tanto colocan en riesgo a los ciudadanos que hoy en día viven cerca de ahí.

Otra de las ventajas que traería el cierre del basurero, es el de fomentar el interés publico, ya que se aumentaría el principio de moralidad publica, puesto que haría que la población tomara mas conciencia acerca del deterioro del medio ambiente y comenzarían con el proceso de separación de los residuos orgánicos e inorgánicos, desde sus casas evitando así la idea del gobierno de invertir en la compra de predios de campesinos para la construcción de infraestructuras, colegios, viviendas.

El cierre del botadero de Doña Juana también produciría una desventaja muy grande, pues el cierre de la misma implicaría cambios de los diseños de ciudad y la reorientación de las inversiones públicas, lo cual necesitaría una gran inversión de dinero para realizar las mejoras que el gobierno desea. Igualmente la idea de cerrar el basurero contribuiría con el proyecto del gobierno, con el hecho de establecer una tarifa sobre el manejo de residuos, como las tecnologías que implantaran para uso rentable de los mismos, en donde los únicos beneficiarios serian ellos.

Es allí donde nos colocamos a pensar que seria mejor para nuestra ciudad, Bogotá, puesto que el botadero de Doña Juana es un gran beneficio para unos, quienes trabajan con el reciclaje de las basuras y tal ves un maleficio para otros quienes se perjudican de la alta contaminación producida ahí.

Tatiana Cubillos Ayala

                                                                                                                                                                                                                                         

 

Un mejor manejo de residuos

En Bogotá hay diversos factores contaminantes como las fábricas, las empresas de autos, los automóviles, entre otros. Pero hay un gran problema, que la mayoría de personas desconoce y es el control de esos residuos.

En la ciudad existe un manejo incorrecto de las basuras, donde cualquier persona tiene acceso a los residuos antes de que sean recogidos por los camiones que los transportaran a las afueras de la ciudad, donde serán enterrados en el relleno sanitario Dona Juana, ¿Pero sabemos las consecuencias a las que esto conlleva?

Una consecuencia bastante seria es la presencia de enfermedades por la propagación de fauna nociva (cucarachas, moscas, ratas, ratones), que pueden causar enfermedades como infecciones intestinales o dengue. Las casas que no tienen un buen manejo de basuras se convierten en un Imán para este problema, debido a que dejan acumular grandes cantidades de desechos sólidos y estos son las principales centros de infección, aunque este mismo problema lo tienen algunos barrios de escasos recursos donde no llegan los camiones encargados del saneamiento local, y a los habitantes les toca vivir con ello, exponiéndose a dichos peligros para su salud. La naturaleza también se ve afectada con esto, ya que al buscar un lugar donde depositar los residuos llegamos a la destrucción de bosques y al desgaste de los suelos (Erosión).

Una posible solución sería que las empresas se dediquen a hacer productos con características específicas que mejoren su vida útil. Un claro ejemplo podrían ser los teléfonos celulares, ya que su función es recibir y hacer llamadas; entonces todos sus fabricantes deberían unificarse para que no tengan que ser renovados o actualizados por unos más modernos, así ahorraríamos mucho en materiales altamente contaminantes. Otra de las posibles soluciones seria que las empresas elaboraran y desarrollaran elementos reciclables y reutilizables como las botellas de plástico y vidrio, respectivamente. Los empaques de papas fritas, las latas, las bolsas de plástico, las baterías, entre otros ya que podrían ser fabricados en un material que las personas o las empresas puedan volver a utilizar, así daríamos un primer paso; el de no generar tantos desechos.

El objetivo principal seria educar a cada uno de los habitantes para que tomen conciencia de la importancia de actuar ahora, reciclar por el bien de nosotros y de las futuras generaciones pero para que esto funcione es de gran importancia el compromiso y apoyo del gobierno, donde se realicen campanas y se otorguen beneficios a los hogares que ayuden a la protección del medio ambiente.

Existen algunas soluciones, tal vez, unas más viables que otras, pero lo importante es intentarlo poco a poco. Probablemente no seamos quienes disfrutemos de los resultados de este cambio, pero seguramente nuestros hijos y nietos lo agradeceran.

               Estefania Joya Quintero

 

Los vecinos de Doña Juana

El Relleno Sanitario Doña Juana es el sitio de disposición final de residuos sólidos de Bogotá y cerca de ocho municipios de Cundinamarca. Se encuentra ubicado al sur de la ciudad entre las localidades de Usme y Ciudad Bolivar, recolectando allí cerca de 6500 toneladas diarias de basura provenientes de industrias, hospitales y de la población en general, trayendo consigo una problemática socio-ambiental por la emisión de malos olores y el inadecuado uso de tierras agrícolas del sector, lo que pone en riesgo la calidad de vida de sus vecinos las comunidades aledañas (Mochuelo Bajo, Alto, Pasquilla, Santa Librada, La Aurora y Otros), dadas las condiciones de humedad en esta zona y de otros factores climáticos característicos de la región se facilita la proliferación de vectores lo que pone en riesgo la salud de las personas en especial los niños ya que están sufriendo de enfermedades respiratorias. Todo lo anterior lo podíamos escuchar no hace mucho tiempo de los habitantes de esta zona.

Pero ahora se pueden notar los cambios que el Relleno Sanitario Doña Juana presenta después de que la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) entregó, por proceso licitatorio, su operación al Centro de Gerenciamiento Doña Juana (CGR), el 14 de septiembre de 2010. Doña Juana tiene hoy una nueva cara que va desde la optimización de la planta de lixiviados hasta un nuevo manejo que evita las plagas y los malos olores.

Tambien agrago datos como que se reduce asi la entrada de residuos sólidos, cuando antes ingresaban cerca de 195.000 toneladas ahora son 186.601. Lo que nos muestra que con el nuevo manejo del botadero se pueden reducir las enfermedades e incomodidades que se le presentan a sus vecinos, haciendo que aunque no sea una zona donde se pueda vivir con mucho agrado, se mejore en algo la calidad de estas comunidades casi que ignoradas por las autoridades ambientales y del gobierno.

Angee Castro

 

Nueva cara del relleno sanitario Doña Juana

Como sabemos el botadero de doña Juana era un lugar en el cual existía una gran contaminación donde afectaba la salud de aquellos que habitaban a su alrededor debido a los malos olores y a la gran cantidad de animales que allí frecuentaba en dicho lugar lo cual hacia dispersar ciertas enfermedades.

A hora el relleno sanitario doña Juana ya no es un lugar desagradable, lo contrario es un lugar muestra presentación en su imagen donde ya no se ve la cantidad de basura si no vemos como colinas gracias al manejo técnico que trabaja allí lo cual hace que sea un verdadero avance para los bogotanos y siendo así hasta su nombre a cambiado ya no es un botadero a hora es un relleno sanitario donde además extrae biogás y cosas muy avanzadas

En conclusión el relleno sanitario a hora se le ha llegado a dar una gran imagen a nuestra ciudad, además aplica la colaboración sobre el medio ambiente y brida ciertas oportunidades de empleo.

Paola Barbosa

El mal manejo del botadero, gran molestia para todos los habitantes  

Es de gran importancia tocar este tema, ya que muchos de nosotros nos hacemos ajenos a problemáticas como estas, sin saber que en un futuro no solo se verán afectadas las personas que habitan cerca al botadero, sino que también nosotros, pues nuestras condiciones ambientales actualmente se están viendo muy deterioradas, los ríos estas siendo afectados y Bogotá es una de las ciudades más contaminadas de Colombia.

Desde el inicio de este botadero, las cosas no han sido muy bien preparadas o no se hicieron de la manera más adecuada, puesto que en el momento de su “construcción” no contaba con la licencia o con el permiso para empezar a funcionar. Cantidad de veces se han visto las quejas que han presentado gran parte de los habitantes de la localidad de Usme y sus al rededores, ya que cada día este relleno se vuelve más peligroso a causa del mal manejo de las basuras y a diario se esparce cada vez más la contaminación y los fétidos olores que este expira son los que afectan la salud de la gente. Un ejemplo de ello es la situación sanitaria del barrio Mochuelo, que paso de tener 200 habitantes a 1.200 en los últimos 15 años, allí viven las familias más pobres de la ciudad, preocupados por la ampliación que se haría al relleno; no solo esta es la única problemática, también las enfermedades respiratorias, y los insectos que transmiten cantidad de enfermedades, en especial a los niños.               

En una entrevista radial que dio un concejal de Bogotá y un ecologista, llegaron a la conclusión de que la problemática de este botadero seguiría vigente hasta el día en que los habitantes de los sectores mas cercanos se culturizaran y empezaran a utilizar el material reciclable; en mi opinión, es bastante individualista este pensamiento por parte de los gobernadores y los altos mandos, pues es de saberse que la ciudad la conformamos todos, y que los problemas nos pertenecen a todos.

Es bastante ilógico pensar que con solo la culturización y el uso de material reciclable que hagan unas pocas personas se acabe de raíz este problema, por el cual han salido afectadas muchas familias; se ve la indiferencia ante los problemas ecológicos por parte del estado y con las quejas y lo poco que han intentado hacer algunos , nada se ha resuelto; pienso que a todo nos falta un poco de sentido de pertenencia y concientización para que problemas como este sean menos riesgosos y se les preste la suficiente atención.

También es necesario usar una política de reducción y de reciclaje, ya que si se siguen botando cantidades de desechos al botadero tendrán que seguir necesitando grandes terrenos, lo que afecta a quienes habitan en sus al rededores.     

Vanessa Fonseca